Liza Golden-Bhojwani: La modelo que le dio la espalda a los estándares de belleza

 
 

Esta guapa se ha convertido en vocera del "self-love", ¡bravo!

Por: Redacción Cosmo @cosmopolitanmx

Foto: Twitter

Liza Golden-Bhojwani es una exmodelo que, en el punto más alto de su carrera, sólo consumía 500 calorías diarias. 

 

Pero ahora la guapa ha subido de peso y  ha vencido un desorden alimenticio que ponía en riesgo su vida. Es por esto que ha recurrido a las redes sociales para contar su experiencia en donde deja muy claro que su trayectoria no ha sido tan fácil como parece al comparar su figura antes y después. 

 

Ver: Pink manda a sus seguidores un importante mensaje de amor propio

 

"La del lado izquierdo soy yo en la cima de mi carrera. La primera Fashion Week en la que, por fin, estaba en la talla en la que debía estar. Aparecía en shows que otras sólo podían imaginar, caminaba junto a chicas que antes admiraba, era un rush muy grande de adrenalina... pero, después de que me desmayé en mi departamento, cuando me preparaba una de las comidas bajas en calorías (creo que eran 20 piezas de edamame al vapor, si no mal recuerdo), dejé la dieta y el régimen de ejercicios que me habían impuesto y decidí hacerlo por mi cuenta. Pensaba que podía seguir así de delgada, pero comiendo un poco más para no sentirme tan mal".

Foto: Twitter

Además, Liza contó que era un infierno mantener el peso absurdo que le pedían en las pasarelas. Su cuerpo tenía hambre.

 

"Pasé por New York Fashion Week bien, nadie notó ningún aumento de peso, pero al llegar a London Fashion Week empecé a notarlo en el espejo y en la cinta métrica".

 

Cuando llegó al Milán Fashion Week en Italia, la modelo había subido 1 cm de cintura, lo cual, le costó muy caro. 

 

"Pretendí que todo estaba bien, terminé haciendo shows por los que recibí criticas respecto a mis muslos gordos Además fui a un casting y después de ver al cliente me dijeron que no me escogerían por mi peso". 

En 2014 Liza quería volver a la industria, pero de manera más saludable y fue rechazada. 

 

"Tenía el abdomen marcado pero no estaba lo suficientemente delgada para algunas marcas de lencería".

 

 Entonces la modelo decidió cambiar de rumbo. Se volvió blogger y activista de"self-love". Así fue como decidió capturar cada momento de su recuperación y volverse una modelo "plus-size". 

"Un día empecé a perder peso y pensé: ¿Por qué estoy peleando contra mi cuerpo? ¿Por qué no vamos en la misma dirección? Dejé de forzar mi propia agenda y empecé a escucharlo".
Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA