Rihanna anima a sus fans a seguir su ejemplo y romper la dieta

Publicado el día 15 de Agosto del 2017, Por Bang Media

La guapa sigue demostrando que ama a su cuerpo y no hará caso del ‘body shaming’

Aqui va un banner...

A finales del año pasado salían a la luz las primeras imágenes de Rihanna y Sandra Bullock en el set de rodaje de su película juntas -el reboot femenino del clásico 'Ocean's Eleven'-, en las que aparecían engullendo un perrito caliente con patatas fritas mientras aprovechaban un descanso entre escena y escena. Lejos de molestarle que el mundo entero pudiera ver su faceta menos 'glamurosa', a la cantante de Barbados le parece perfecto que se la fotografíe de esa guisa si con ello puede contribuir a que sus seguidores, especialmente los más jóvenes, no se obsesionen con su figura y coman de todo con moderación.

 

Ver:Así respondió Rihanna a las criticas sobre su peso

"En el set de 'Ocean's Eight', Sandra y yo congeniamos muy bien y nos hicimos amigas gracias a nuestra pasión común por los perritos calientes. Este son el tipo de fotos que quiero que mis fans vean, con la cara manchada de comida para que sepan que no pasa nada por comer todo lo que quieras", afirma categórica en una entrevista.

Foto: The Grosby Group

La declaración de la artista gana aún más importancia si se tiene en cuenta el marco en que la ha realizado, tras el gran revuelo que se formó en torno a su última aparición pública en el estreno del filme 'Valerian y la ciudad de los mil planetas' y después de que varios medios e internautas se percataran de un aparente aumento de peso de la intérprete del que no dudaron en mofarse de forma cruel y completamente injustificada o, todo sea dicho, innecesaria.

 

Por suerte, la estrella de la música está curada de espantos y no hay nada ni nadie que pueda minar su autoestima. Lo que realmente le preocupa es cómo puedan afectar esas mismas críticas a las miles de niñas y adolescentes que la admiran y que acaban sometiéndose a estrictas dietas para emular a las celebridades, esperando así encajar en los estrictos cánones de belleza que rigen la sociedad actual.

 

"Es importante que las chicas jóvenes sepan que no pasa nada por comer aquello que quieran y por eso me produce tanto rechazo que la gente se burle del cuerpo de otro. No me preocupa demasiado a nivel personal, pero odio el mensaje que se lanza con todo ello. No pasa nada por disfrutar comiendo. Me encanta la comida basura y no me voy a disculpar por ello, jamás. Hamburguesas, patatas fritas, perritos calientes, pizza... come lo que quieras. No digo que yo lo coma cada día, pero cuando estoy de gira o rodando, es fácil y rápido y sé que en gran parte voy a quemarlo", asegura también.