Explora tu placer

Fotos: Cosmopolitan
Explora tu placer
Conocer tus puntos más sensibles y lo que te gusta es fundamental para mejorar tu vida sexual... y a él le encanta
Publicado el 04/10/12 por Jessica Knoll

Muchas lectoras nos han preguntado cuáles son las mayores quejas de un chico con respecto al sexo y resulta que ellos no se preocupan por cómo luce tu cadera, el tamaño de tus senos ni qué tanto se te nota que vas al gimnasio.

 

Lo que sí les molesta, de acuerdo con múltiples encuestas y entrevistas que hemos realizado, es una mujer que no conozca su propio cuerpo ni sus fuentes de placer.

 

Para que tu chico pueda hacerte disfrutar y tú a él, porque a él realmente lo enciende que tú logres mejores orgasmos, es necesario que primero sepas qué activa tu respuesta sexual.

 

En primer lugar, simplemente entiende cómo funciona realmente el clítoris; es clave para sacar el máximo provecho de tu potencial sexual.

 

"Cuando enseño a las mujeres algo acerca del clítoris interno, no sólo se sorprenden por todo lo que sucede dentro de ellas sin que lo hubieran imaginado; también es como si un interruptor se activara en sus mentes", dice Debby Herbenick, autora de Sexo Made Easy.

 

"Piensan: '¡guau, por eso funciona esto o aquello!' o simplemente se sienten orgullosas y todo eso es valioso a su manera".

 

¿Sabías que el pequeño botoncito al que denominamos clítoris no es más que el glande de un órgano mucho más grande y capaz de darte intensas dosis de placer?

 

La parte externa es apenas el glande y está conectada al eje (nombre cientíico: cuerpo cavernoso). Dicho eje se extiende por ambos lados del canal vaginal y la uretra y se separa en dos "piernas" o raíces (nombre cientíico: crura) que corren paralelas a los labios mayores (también conocidos como labios vaginales exteriores) y miden de seis a siete centímetros de largo.

 

Si te cuesta trabajo imaginar el clítoris completo, piensa en una "Y" invertida, donde el glande es el extremo de la sección conformada por una sola línea, el eje es lo que continúa en seguida y las dos piernas o raíces son las "patitas" de la letra. Tanto el glande como el eje y las piernas tienen casi tanto tejido eréctil como los penes de los hombres.

 

Al estar tus tejidos eréctiles plenamente conectados, es crucial que tengas un tiempo de calentamiento suficiente.

 

"Desde hace tiempo se ha dicho que las mujeres necesitan estimulación erótica", menciona Herbenick, "pero la nueva norma debería ser que, en el momento en que él entre en ti, debes estar tan excitada que tu vagina esté palpitando".

 

Pídele a tu chico que enfoque sus caricias en la zona completa y que te dé masaje con la palma de su mano más que con uno o dos dedos sobre el glande.

 

No sé ustedes, pero esta lección de anatomía está mucho mejor que aquéllas que nos daban en la escuela.

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
chicos-cosmo
boton sexo oral
ENCUESTA