Los pies y el sexo

Fotos: Cosmopolitan
Tan son uno de los más grandes fetiches eróticos, que hasta hay un sexo-diccionario dedicado a los pies
Publicado el 15/11/12 por Cosmopolitan

¿Te has preguntado por qué a algunos hombres les encantan los pies de una mujer y hasta son motivo de excitación?

 

Pues una investigación reciente descubrió que son otra parte del cuerpo muy atractiva para ellos, ya que forman parte de los llamados caracteres sexuales secundarios que diferencian a los géneros y que, por ende, encienden su instinto más primitivo de macho.

 

Muchos años antes, Freud dio una posible explicación a este fenómeno: cuando una persona se siente atraída por otra y disfruta contemplarla, encuentra sus pies si rápidamente tiene que dejar de mirarle el rostro si se siente intimidada; en ese momento, el cerebro atribuye al pie todas las sensaciones que la persona experimentaba... ¿qué tal?

 

Otros estudiosos afirman que nos sentimos atraídos por los pies dadas sus formas curvas, que para algunos podrían parecer similares a las del cuerpo.

 

En torno a los pies hay toda una cultura fetichista en cuanto al sexo, al grado de que exite un glosario de prácticas eróticas que los involucran.

 

El solejob se refiere a frotar su pene con los dedos de tus pies; trampling, a dar pasos con tus pies descalzos sobre algunas partes de su cuerpo desnudo, como pecho o espalda; heeljob, a tener sexo cuando aún tienes tus tacones puestos (so sexy!) o sockjob, cuando tienes sexo con tu chico sin quitarte las medias.

 

Según los psicólogos, aquellas personas que pueden encontrar erótico sentir el tacto de alguien en sus pies o palpar los de otras personas generalmente necesitan que exista un vínculo especial con el otro, ya que no lo consideran una práctica rutinaria en los encuentros íntimos.

 

De esta forma, involucrar tus pies en el sexo con tu hombre puede estrechar su relación. Incluso, puedes probar dándole un rico masaje en los suyos, que incluya caricias y besos.

 

La adoración de algunos por los pies llega a tal grado, por ejemplo, que hay quienes pueden deleitarse con un striptease de pies, si están cubiertos de prendas curiosas o si se destapan de manera erótica.

 

Si quieres que tus pies sean objeto del deseo de tu chico, es importante que una vez al mes los consientas con un pedicure que retire durezas y agregues un esmalte vistozo, ¡el rojo o el rosa les encantan!

 

También se vale que agregues joyas, como un anillo o una tobillera.

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
Confesiones ellas y ellos
ENCUESTA
Contenido no disponible