Las reglas del romance de oficina

Fotos: Cosmopolitan
Las reglas del romance de oficina
Cuando pasas tantas horas en el trabajo es muy probable involucrarte con algún compañero, hazlo con cuidado
Publicado el 06/12/12 por Kenia Rivera

Nadie mejor para describir (con comedía) lo caótico que es tener un affair con tu jefe que Bridget Jones.


Después de conocer su historia, todas las chicas del planeta deberíamos de tener una alarma para saber del peligro de mezclar lo emocional con lo laboral; pero no, para ser sinceras, el amor no tiene ni edad ni lugar, no podemos elegir dónde enamorarnos ¿verdad?


Lo único que queda es poner las cartas sobre la mesa y estudiar detenidamente pros y contras, porque cuando tienes un romance en el trabajo no sólo está en juego tu corazoncito, sino también tu empleo.


La consejera y experta en recursos humanos Susan M. Heathield aconseja mantener las cosas discretas y en privado hasta que estés segura de que ambos quieren compartirlo porque ya son una pareja.


Que tengas a dos pasos a tu nuevo amor no significa que puedas hacer un performance romántico frente a toda la empresa.


"Mantén el romance fuera de la oficina, no hagas escenas públicas que llamen la atención de los demás. Guarda una cierta distancia con tu chico y procura que los encuentros con él se den en lugares que no sean visitados por tus compañeros", recomienda la experta.


Aunque los especialistas en relaciones interpersonales dentro del trabajo advierten que no salgas con el jefe, si Cupido no reparó en eso, entonces evita con mayor razón hacer demostraciones de cariño en horas laborales.


Lo mejor será que mantengas la relación lo más privada posible y, lo más importante, no compartas información de tu vida en pareja con tus amigas del trabajo. Si luces profesional frente a esto nadie tendrá nada qué decir al respecto.


Las reglas del juego

Revisa las políticas de la compañía. Hay muchas empresas que no permiten romances entre los empleados. Y si no está permitido, sólo basta con hacerte la pregunta de si tu enamoramiento lo vale.


Mantén el decoro y profesionalismo. No permitas que lo romántico afecte la calidad y eficiencia con la que trabajas. No tienes ni más ni menos beneficios que tus demás compañeros.


Sé selectiva. De ser posible, evita que el romance sea con alguien de mayor posición laboral. Prueba con uno de un departamento distinto del tuyo. Evita el drama de salir con los chicos con los que sueles realizar un mayor trabajo en equipo o que se sientan en escritorio cercanos.


Nunca, pero nunca lleves los problemas de la relación a la oficina. Todos los desacuerdos y peleas deben ser resultos fuera de ella.


Prepárate para cuando terminen. Evita a toda costa un final dramático porque una desastrosa e incómoda ruptura pondría más en juego tu trabajo y las políticas de la empresa respecto a las relaciones, que cuando estabas al principio de la relación.

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
chicos-cosmo
boton sexo oral
ENCUESTA