Confesiones

Envíanos tus confesiones a: cosmo@editorialtelevisa.com.mx

Karma por siempre

Por: Cosmopolitan

C.

"Era mi graduación de preparatoria y estábamos todos sentados, mientras esperábamos recibir nuestros diplomas. Por suerte me tocó sentarme al lado de mi mejor amiga. Cuando pasó la chica que nunca nos ha caído bien, se tropezó y nosotras no pudimos evitar morirnos de la risa. Pero como el karma hace bien su trabajo, cuando me nombraron a mí me caí hasta el piso al subir el primer escalón, el vestido se me subió y se me vieron todos los calzones. Todo el mundo me miró con ojos de espanto... ¡hasta el rector! Obviamente, aprendí la lección.


Sandy, 21