Confesiones

Envíanos tus confesiones a: cosmo@editorialtelevisa.com.mx

Una primera cita incómoda

Por: Redacción Cosmo

C.

"Mi prima me organizó una blind date con un amigo suyo. Cuando llegó por mí, la verdad es que me sorprendió lo guapo que era. La noche fluía de maravilla hasta que me dijo: 'Perdón, tengo que quitarte algo de la nariz, creo que tienes una pelusa'... ¡Pero era un moco! Llevaba dos horas con un pegoste enorme en la nariz sin darme cuenta y me lo quito con su mano. ¡Ew! Me dio muchísima pena, pero tras haber roto el hielo, nos reímos y la cita fluyó muy bien. Ahora somos novios, aunque ahora siempre que alguien pregunta cómo nos conocimos, él cuenta la historia del moco y me muero de la pena. ¡Qué oso!".


- MARI JOSE, 29 AÑOS