Confesiones

Envíanos tus confesiones a: cosmo@editorialtelevisa.com.mx

Blind date llena de lágrimas

C. “Tuve una blind date con un amigo de mi primo. A mitad de la cena, se me ocurrió preguntarle si era feliz con su vida. Mi sorpresa fue que ¡se soltó a llorar como bebé! Me dijo que extrañaba mucho a su ex y que aún no superaba el truene. Me limité a pasarle un pañuelo desechable... Y a no contestarle el teléfono de nuevo”. —ADRIANA, 27