4 Mitos de un truene amoroso que debes romper

 
 

Estas son las creerncias más típicas, que no siempre terminan bien...

Por: Doly Mallet @cosmopolitanmx

Foto: UGUR ARAZ

Ya de por sí uno sufre con un rompimiento, como para que vengan a darnos mil consejos de qué hacer para "olvidarlo todo". Lo intentas, no te sirve y piensas que debes estar muy mal, porque a los demás sí les ayudó. Entonces, el duelo se vuelve peor. Estas son las creerncias más típicas, que no siempre terminan bien...

 

- UN CLAVO SACA OTRO CLAVO

Se da por hecho que la solución para olvidarte de un hombre es enamorarte de otro. Pero en realidad estamos tapando una herida de modo superficial.

 

Es como si un adicto al cigarro cambiara su vicio ahora por el alcohol. No estás llegando a la profundidad del asunto.

 

“Cuando terminé mi relación de siete años, lo único que quería era olvidar a Ray”, dice Blanca. “Unas semanas después del truene, fui presa fácil de Fernando y me fue mil veces peor, porque llegué a la relación vulnerable, esperando a ser rescatada y más bien fui manipulada. Mi autoestima se rompió más y tuve que hacer doble trabajo para superar dos truenes”.

 

Mejor: Cierra por completo la relación, date tu tiempo para estar contigo y sanar, y cuando estés preparada, ya no irás por ‘un clavo’, sino por una pareja de verdad. 

 

Ver también: ¿Cómo saber si debes continuar siendo amiga de tu ex? 

 

- HAY UN DEADLINE PARA OLVIDAR

El personaje de Charlotte en Sex and the City decía que se debe superar un truene justo en la mitad del tiempo que saliste con esa persona. O sea, si lo hiciste un mes, 15 días deberían bastarte para estar lista. 

 

Esto suena muy bonito si tienes una relación relativamente corta, pero qué tal si duró ocho años, ¿necesitas cuatro? ¡Suena mucho! Por otro lado, hay quienes no requieren la mitad, sino el doble de tiempo; quizás anduviste con alguien por tres meses, pero lo superaste en seis ¿Eso está mal?

 

“Entre más contaba los días que debían pasar para olvidarlo, más me dolía”, cuenta Deborah. “Cuando intentaba ‘no pensar en él,’ porque se supone que ya lo debía de haber superado, más me peleaba conmigo misma por no ser rápida en mi duelo. Hasta que me relajé y acepté que requería más tiempo fue cuando en verdad empecé a curarme”.

 

MEJOR: Fluye con tus sentimientos, recuerda que cada persona y relación es diferente y no hay una fecha de caducidad para superar un rompimiento. 

No te compares con otras personas y sé compasiva con lo que tú necesitas. 

Visita galería

La razón por la que te obsesionas y no puedes superar a tu ex

 

- SER AMIGA DE TU EX

Hay quienes sí lo logran, ¿pero después de cuánto? A veces por fingir que estamos ‘cool’ y ‘todo bien’, tratamos de aparentar una amistad que no está ahí... todavía.

Si él era de nuestro grupo cercano, intentamos recuperar lo que había antes, con tal de no perder a los demás, pero quizá nos exponemos a situaciones muy dolorosas.

 

“Después de dos meses de haber terminado, pensé que Víctor y yo ya podíamos ser amigos”, platica Regina. “Había dejado de ir a reuniones con tal de no encontrármelo, pero creí que ya podía regresar. Las primeras veces todo estuvo bien. Luego sentí que todavía le gustaba y eso me emocionó un poco. Entonces empezamos a coquetear... hasta que besó a otra niña con la obvia intención de darme celos. Tuve que alejarme de todos otra vez”.

 

MEJOR: Si notas que todavía sientes algo por él o viceversa, deja pasar unos meses. Hay gente que puede ser amiga de su ex, hay quienes no.

Todo depende de cómo fue la relación. Si sientes que hay demasiado daño, mejor no lo intentes.

Es doloroso perder amigos en el camino, pero sufrirás si te siguen hiriendo. Tú ve por ti y por tu seguridad. 

 

- DARLE CELOS EN LAS REDES SOCIALES

Fingir que ya lo superamos subiendo fotos con otros guapos (que igual y ni conocemos) y haciéndole pensar que la estamos pasando increíble, puede ser contraproducente.

 

Si estás tan interesada en que él vea tu vida, es porque evidentemente no lo has dejado ir; y de hecho él se puede dar cuenta de que estás haciendo un esfuerzo por llamar su atención...

 

“Mi ex y yo estábamos en una guerra tratando de comprobar quién la estaba pasando mejor”, confiesa Martha. “Me hacía daño ver sus fotos y yo quería subir anécdotas sobresalientes. Fueron mis amigas las que me dijeron que la situación era ridícula y que estábamos más bien dando pena. Lo terminé bloqueando y saqué a todos sus amigos. Descansé un poco de estar publicando cosas y fue entonces cuando sentí alivio y pude empezar a dejar ir”.

 

MEJOR: Diviértete de verdad sin probarle nada a nadie. Depende de cómo haya terminado la relación, tú sabrás si lo mejor es bloquearlo o conservarlo, o si necesitas un detox general de tus redes sin publicar nada (ni las cosas buenas o las malas) para evitar que tu vida esté rondando en bocas ajenas. 

 

Cosmo recomienda:

Estudio afirma que si eres amiga de tu ex podrías ser psicópata o narcisista 

Un experto revela qué significa seguir stalkeando a tu ex

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA