¿Cómo tener un orgasmo mientras duermes? You can do it!

 
 

Con esta información dormir se volverá tu actividad favorita...

Por: Redacción Cosmo @cosmopolitanmx

Foto: iStock Photo

Alguna vez te has despertado a mitad de la noche preguntándote: “¿Tuve un orgasmo mientras dormía?"... Lo más probable es que la respuesta sea sí.

Michael Krychman, director ejecutivo de the Southern California Sexual Health Center, explicó: “Las mujeres pueden tener sueños húmedos que terminen en orgamos, tal y como los tienen los hombres”.

El orgasmo es una contracción rítmica de los músculos pélvicos, pero también detonan neurotransmisores que crean euforia en el cerebro, explica Krychman.

La relación entre tu cerebro y tu cuerpo, puede crear sensaciones que te tentarán para irte a dormir todo el tiempo.

- Cuando duermes es el tiempo perfecto para tener un orgasmo.

Tal vez pienses que tu cerebro despierto puede ser el paisaje perfecto para tener un orgasmo. Sin embargo, estos orgasmos son nada comparado con lo que puedes sentir mientras duermes.

“Durante el día, no tienes tiempo de dejar a tu cerebro divagar y pensar. Cuando duermes, estas en un estado de paz y relajación, lo cual permite al subconsciente explorar aspectos de tu vida, incluyendo el sexo”, explica Krychman. 

¿Por qué no puedes llegar al orgasmo?

- ¿Cómo puedo tener un orgasmo mientras duermo?

No es como que te estés masturbando físicamente mientras duermes. El sueño se divide en etapas, y la etapa encargada de provocar orgasmos es la fase REM (sueño de movimiento ocular rápido), en la cual el cerebro está muy activo, y el tronco cerebral bloquea las neuronas motrices de manera que no nos podemos mover.

Esta es la fase donde soñamos y captamos gran cantidad de información de nuestro entorno debido a la alta actividad cerebral que tenemos.

Aunque no te estás estimulando, todas esas sensaciones que sientes mientras sueñas son súper reales a tu cerebro, por eso a los hombres les pasan erecciones involuntarias, así como también puede causar erección del clítoris.

Esa reacción física, más el sueño, es lo que provoca un orgasmo, y aunque nosotras no tengamos evidencias físicas de que tuvimos un orgasmo a diferencia de los hombres, nadie nos puede quitar nuestros “dulces sueños”.

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA