5 Tips para hablar de sexo con tu galán

 
 

El sexo es muy divertido. Pero hablarlo con tu pareja puede no serlo...Nosotras te guiamos en el camino hacia tu nueva psique

Por: Itzcóatl Yedra Hernández @cosmopolitanmx

como-hablar-sexo-pareja-comunicacion-tips-consejos-relaciones-sexuales-1

Foto: iStock Photo

Superficialmente parece muy fácil: sólo tienes que expresar tus sentimientos y recibir lo que quieres. Pero muchas no lo hacemos así por miedo a ser juzgadas o porque nos preocupamos por proyectarnos como necesitadas o exigentes, lo cual puede alejar a los hombres. Aún así, te sorprendería saber que es igual de complicado para ellos hablar de sexo.

 

Para los chicos, además, está la presión por la creencia social que los hombres deben saberlo todo. Si confiesan falta de experiencia, temen verse como débiles.

 

Para ayudarles a ambos, aquí hay una serie de tácticas comprobadas para facilitar su comunicación.

 

- Explora lo que te excita 

Antes de poder disfrutar del sexo necesitas identificar tus deseos. Puede ser un poco raro al principio, pero pregúntate: ¿Qué tipo de besos o roces me gustan? ¿Prefiero con la luz apagada o encendida? En el momento ¿prefiero ser tratada con delicadeza o rudeza?

Más allá de esto, piensa qué fantasías te excitan o qué detalles en específico te hacen sentirte más involucrada con el sexo. Para ayudarte a entrar a ese mood puedes prender unas velas, preparar un baño y tocarte todo el cuerpo para descubrir tus reacciones.

Las mujeres a menudo me dicen que evitan decirle algo a sus parejas si algo no les gusta y simplemente esperan a que terminen. Pero creéme, una vez que desarrollas tus gustos sexuales, ya no será tan atemorizante decirle lo que realmente quieres. 

 

- Confía en el poder del sexting

En ocasiones es más sencillo escribirlo que hablarlo de frente. Puede ser muy divertido y hot enviarle un mensajito, acerca de todo lo que te excita, y lo que te ayuda a entablar una mejor conexión, aunque se encuentren en la misma habitación.

Escríbele: fue ultrasexy cuando me... Después dile, “revisa tu teléfono, te dejé una notita”. Míralo mientras lo lee. Si lo ves emocionado dile: “Puedes responderme”.

De esta manera tiene tiempo para organizar sus pensamientos y contestar sin sentirse expuesto. El sexting te ayudará a que las conversaciones sean entretenidas mientras intercambian información muy importante.

 

Ver también: 4 Tips para alcanzar un big O 

 

- Conviértelo en un juego

Pedir lo que quieres puede hacerte sentir vulnerable, pero si lo haces divertido, la presión desaparece. Dile a tu pareja: “Juguemos verdad o reto. Cada uno tiene cinco preguntas”. Úsalas para saber si le gustan ciertos tipos de posiciones, y él hará lo mismo.

Los juegos pueden ser tiernos o sexys (“te reto a besarme como tú quieras”). Descubrirás cuál es su punto de vista, sabrá lo que de verdad quieres en la cama y evitarán la incomodidad de una conversación directa.

Visita galería

9 Mitos bisexuales que están completamente incorrectos

 

- Reconéctate en el mejor instante

Esos momentos íntimos después del sexo son grandiosos para fortalecer el lazo, tanto emocional como sexualmente hablando, porque acabas de liberar oxcitocina, así que te sientes especialmente conectada con tu chico (las mujeres la liberan durante experiencias sexuales de placer sin orgasmos).

Dale cumplidos a tu pareja acerca de las cosas que acaban de hacer.  Pero también dile lo que te gusta más de él como persona, no nada más entre las sábanas.

Pueden hablar de sexo y de sus compatibilidades en la relación. Éste siempre es un buen momento para hacerlo.

 

- En el camino

Incluso para las chicas en relaciones largas, las pláticas de sexo suelen ser difíciles. Muchas me han confesado que temen que sus novios puedan interpretar un repentino interés en hablar de sexo como un indicador de que ha estado haciendo algo mal o que eres infeliz, cuando en realidad las preferencias solamente cambiaron un poco, como nos puede suceder a cualquiera.

En vez de sentarse frente a frente, comienza la conversación cuando estén caminando y no se tengan que ver a los ojos. De esa manera, no se siente como una confrontación, sobre todo cuando usas un lenguaje amigable, y no lo tratas como si fuera una revisión de desempeño.

Intenta algo como: “Hablamos de la vida sexual de los demás, pero no de la nuestra. ¿Por qué consideras que sea así?”. La mayoría nos enfocamos en lo que te gustaría en vez de lo que no está haciendo bien. Las personas amamos sentirnos bien con nosotros mismos, así que súbele un poco el ego. Si siente que ya lo está realizando bien, será más propenso a responder positivamente a todas tus necesidades. 

 

Cosmo recomienda:

5 Mitos del sexo anal que no son ciertos 

¿Qué es lo que dice de ti la cantidad de parejas sexuales que has tenido? 

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA