Si estás pensando en volverte rubia...

Fotos: Cosmopolitan
Si estás pensando en volverte rubia...
Antes de cambiarle el color a tu cabello, toma en cuenta su grado de maltrato, tu tono de piel y otros factores para decidir
Publicado el 06/11/12 por Julieta Aguilar

Si estás pensando en convertirte en una "chica dorada", checa esta guía creada con dos expertos en color de L'Oréal Professionnel, que reúne lo que tienes que saber antes de dar el gran salto.

 

El primer paso

"Hay que evaluar el color de la piel para determinar si el tono será adecuado y después ver la calidad del cabello: porosidad, elasticidad, etcétera", explica Celina Romo, colorista de CR Studio.


"También considera tu estilo de vida y qué tanto estás dispuesta a cuidar tu cabello", añade Hanz Esquivel, colorista en Top Hair Salon.


Recuerda que el paso que vas a dar implicará gastos de mantenimiento porque, además de ser el tono más delicado, es el más costoso.

 

Elegir el tono

Es crucial y debes platicarlo con el colorista. Él usa fórmulas precisas para obtener tonalidades a partir de los colores que ofrecen las marcas.


"Hay tonos que van desde rubios oscuros hasta extra claros. Cada nivel tiene reflejos: ahora ya no serás tú quien elija los artículos para el cuidado de tu pelo, sino tu estilista.


"Necesitarás productos que aporten proteínas, neutralicen los tonos amarillos y protejan del deslave", advierte Romo.

 

Punto de no retorno

Se hace una limpieza de color, si es que se ha teñido previamente.


"Siguen la decoloración, la aplicación del color y un tratamiento postcoloración. El proceso lleva de dos a cuatro horas", comenta Hanz.


Para él, lo ideal sería sumar a estos pasos la vitaminación, que permite preparar mejor el terreno de trabajo.

 

El ingrediente clave

El color de tu pelo está determinado por el tipo y la cantidad de melanina que contiene.


El peróxido de hidrógeno es el enemigo mortal de la melanina y, con el amoniaco, el encargado de deslavar tu color original.


"Todos los productos llevan peróxido u oxidante, pero en distintas cantidades", señala Celina. Este paso es obligado si tu pelo es oscuro, pues un tinte regular sólo bajará dos tonos el color original.

 

¿Y las cejas?

Aunque algunas chicas las dejan en su tono original, el contraste suele ser desafortunado.


Según la experiencia del especialista, en algunos casos se pueden aclarar con la misma técnica que se usó para el cabello, sin gran riesgo, siempre y cuando se haga con cuidado, o se puede cambiar el tono sin necesidad de decolorar.

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
chicos-cosmo
boton sexo oral
ENCUESTA