Marion Cotillard le da la bienvenida a su segundo bebé

 
 

La guapa tuvo a su primer hijo hace 5 años con el cineasta Guillaume Canet

Por: Bang Media @cosmopolitanmx

Foto: Wyters Alban/ABACA

Marion Cotillard y su compañero sentimental, el actor y cineasta Guillaume Canet, fueron padres de nuevo ayer jueves con el nacimiento de su segundo bebé, que como ha revelado una publicación francesa, es una niña. La pareja amplía así una familia compuesta también por su primogénito Marcel, de cinco años.

 

Por el momento no han anunciado más detalles sobre la segunda aventura de los dos enamorados en la paternidad, lo que resulta hasta cierto punto comprensible dado el celo con el que ambos siempre han tratado de proteger su vida privada. Sin embargo, en una rara intervención pública que tuvo lugar el pasado septiembre, la propia artista confirmaba en las redes sociales su embarazo al tiempo que desmentía los rumores sobre una supuesta implicación en la anunciada separación de Brad Pitt y Angelina Jolie.

 

Ver: Marion Cotillard rompe el silencio sobre Brangelina y confirma su segundo embarazo

"En primer lugar, hace ya muchos años que conocí al hombre de mi vida, al padre de mi hijo y del que estoy esperando. Es mi amor, mi mejor amigo y el único hombre que necesito. Segundo, a todos aquellos que dicen que me encuentro devastada, solo tengo que decirles que me encuentro muy bien, gracias. Y finalmente, deseo de todo corazón que Angelina y Brad, a los que respeto profundamente, encuentren paz en este momento tan tumultuoso. Con todo mi amor, Marion", escribió la actriz en su perfil de redes sociales.

Otro de los escasos momentos en que Marion Cotillard ha querido sincerarse sobre lo que conlleva haberse convertido en madre vino hace algunos meses cuando confesó abiertamente que, a diferencia de otras madres que se dejan llevar por todos sus caprichos, ella intentó durante su primer embarazo ingerir una amplia selección de alimentos para que su futuro hijo tuviera, en ese sentido, libertad de elección a lo largo de su vida. 

 

"No, la verdad es que no tuve antojos concretos [durante mi primer embarazo], de hecho me dediqué a comer todas esas cosas que detestaba porque me preocupaba la idea de que mi hijo se viera de alguna forma restringido antes de que pudiera hacer sus propias elecciones en este mundo. Quería que tuviera desde el principio diferentes opciones a su alcance, incluso aquellas que a mí personalmente no me gustan", reveló durante una entrevista. 

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA