8 síntomas poco conocidos del cáncer de mama

 
 

Y ninguno tiene que ver con sentir alguna protuberancia

Por: Redacción Cosmo @cosmopolitanmx

Cuando piensas en el cáncer de mama, ¿qué es lo primero que viene a tu mente? ¿Una mujer joven con flujo extraño saliendo de sus senos? Probablemente no. Y eso es porque a menudo asociamos un bulto como signo de cáncer de mama, así como asumiendo que sólo afecta a las mujeres mayores.

via GIPHY

VER NOTA: La forma en la que el cáncer de mama afecta la sexualidad de una mujer

 

Pero ¿qué pasa con los otros síntomas? Hay un varios indicadores de que podrías tener cáncer de mama y sobre los cuales no tenías la menor idea.

A continuación los síntomas que casi nunca se asocian pero que son una alerta definitiva.

 

1. Cambios en la textura de la piel

Si de forma repentina la piel luce como la cáscara de una naranja, es señal de que algo anda mal. Acude a tu médico en cuanto se presente esta anormalidad.

 

2. Bultos y engrosamiento

Muchas mujeres tienen senos con quistes de agua, lo cual es totalmente normal, pero si notas que alguna protuberancia creció repentinamente o duele, es señal de alarma.

 

3. Hinchazón en las axilas o alrededor de las clavículas

Es importante revisar el área que rodea tus senos, ya que ahí es donde se encuentran algunos de los ganglios linfáticos que indican algún desbalance importante en el cuerpo.

 

4. Dolor constante e inusual en tus axilas y senos

Muchas veces el dolor por cargar algo pesado o la hinchazón causada por la menstruación alteran el estado de reposo de las axilas y los senos, pero si la molestia es constante, sin que se haya realizado ninguna actividad o se esté en la fase de sangrado del ciclo, es digno de alarma.

 

5. Flujo

Si a través de tu pezones sale alguna clase de secreción sin razón aparente, es momento de ir al consultorio.

 

6. Cambio repentino en forma y tamaño

La mayoría de las mujeres pueden naturalmente tener un seno más grande que el otro o simplemente, o que su tamaño cambie gradualmente a medida que se cumplen más años. Muchos cambios son perfectamente normales, sin embargo si notas un cambio inusual en tamaño o forma entonces corre a una revisión.

 

7. Hundimiento o cambio de dirección de los pezones

Es importante prestar atención a tus pezones en cada revisión, ya que cualquier cambio en ellos, además de ser de los más evidentes, es digno de ser visto por un médico.

 

8. Salpullido o irritación en el pezón o en el área circundante

Hay muchas razones por las que tu piel podría irritarse, especialmente si estás amamantando, pero si notas cualquier enrojecimiento o una erupción en la piel y / o alrededor del pezón o cualquier tipo de costra, asegúrate de agendar la cita más cercana para un chequeo.

 

Así que ya lo saben chicas Cosmo, presten atención hasta al más minúsculo cambio en sus boobs.

 

NOTA ORIGINAL: COSMO UK 

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA