Cómo mejorar tus hábitos alimenticios si estás en tus 20’s

 
 

Tal vez todavía puedes mantenerte en tu peso ideal y conseguir ese cuerpo de envidia con el que siempre has soñado

Por: Redacción Cosmo @cosmopolitanmx

Foto: iStock Photo

Si eres como nosotras, seguro en algún punto de tu vida has sufrido con tu nutrición. Tal vez hoy fue uno de esos días en los que tenías toda la intención de comer saludable, y en lugar de eso terminaste en la cama con una bolsa de papas, otra de galletas y una lata de refresco.

 

“Querer es poder” y en este caso el problema no es necesariamente que no lo quieras lo suficiente. O que no puedes controlar tus antojos – por más fuertes que parezcan. Es la falta de consciencia y responsabilidad en la cocina.

 

¿Cómo? Sí, te lo explicamos.

 

Comer mal no es algo normalmente planeado. No es como que te despiertes y digas, “Hoy comeré pura comida procesada que me engordará mil.” Casi siempre es el resultado de la conveniencia, fatiga mental y la falta de conciencia.

 

Ver también: ¿Qué tan bueno es mantener una dieta ‘gluten free’? 

 

Tenemos enfrente un par de rebanadas de pizza y nos decimos a nosotras mismas, “son sólo unas rebanadas, no hay mayor problema”. O comemos una porción de vegetales y pensamos “¡Uff! Comí súper saludable hoy, merezco algo de pizza.”

Visita galería

¿Qué es y cómo funciona la alimentación intuitiva?

 

La subestimación de las cosas malas y la inflación de las cosas buenas es lo que nos mete en problemas. Con nadie ni nada que nos corrija, es por eso que seguimos igual día tras día, comiendo como locas y engordando felizmente de la manera menos saludable posible.

 

¿Cuál es la mejor solución? Llevar un diario de comida. Esto pasará si comienzas a monitorear lo que comes:

 

- Puede ayudarte a conectar los comportamientos que te provocan comer. Por ejemplo, con frecuencia comemos no porque tengamos hambre, si no porque estamos estresadas o frustradas.

 

- Puede ayudarte a planear tus comidas. Seguro has oído del poder que tiene una comida preparada con conciencia. Esto te permite ser proactiva con tu nutrición.

 

Te enseñará como tu entorno juega un papel súper importante en lo que comes. Por ejemplo, sabes que cuando tienes un refri lleno de comida saludable, eres más propensa a comer mejor. Sin embargo, todo cambia cuando estás en la comida rápida de una plaza comercial.

 

Cosmo recomienda:

10 Mandamientos para tener un cuerpo de envidia

Snacks: ¿Qué y cómo comer para acelerar el metabolismo?

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA