6 Suplementos de la mantequilla que son más saludables

Publicado el día 14 de Junio del 2017, Por Carlos Soto

Sabemos que es una grasa, pero ¡espera! antes de darle la espalda, conoce estas variedades que son mejor de lo que crees...

Aqui va un banner...

Tal y como preguntó Regina George: “¿La mantequilla es carbohidrato?”. No, es una grasa, pero ¡espera!, antes de darle la espalda no te dejes engañar por su nombre, estas variedades son más saludables de lo que crees y un exquisito complemento para cualquier comida. 

 

- MANTEQUILLA DE ALMENDRA

Toda la carga de proteína, magnesio y calcio de las almendras en una cremosa presentación. Una extensa investigación del Departamento de Ciencias Nutricionales de la Universidad de Toronto revela que puede ayudar a controlar los niveles de colesterol.

 

- DE GIRASOL

“Sin duda alguna, estas semillas proporcionan todavía mucho más fibra, magnesio y vitamina E que las mantequillas tradicionales”, dice la nutrióloga Stephanie Middleberg, de Middleberg Nutrition en Nueva York.

 

Ver también: 7 Especias que harán maravillas con tu salud 

 

- DE CACAHUATE

Este clásico comparte beneficios con otras variedades. Un estudio publicado en el International Journal of Obesity demostró que una dieta balanceada, que incluya esta mantequilla, ayuda a la pérdida de peso sin sentir hambre. Y la encuentras en cualquier supermercado. 

 

- NUEZ DE LA INDIA

A pesar de no tener tanta proteína, “ayuda a aliviar diversas condiciones, como estreñimiento, insomnio, dolores de cabeza y calambres musculares”, afirma Middleberg. Y BTW, su gran contenido de biotina hace que tu cabello luzca perfecto. 

Lo que debes comer para conseguir una piel de top model

 

- DE AVELLANA

Es deli cuando se combina con chocolate para formar el ungüento de los dioses: Nutella. Sin embargo, contiene mucha azúcar añadida, así que la mejor alternativa: orgánica, que encontrarás en tiendas naturistas.

 

- DE PISTACHE

Hasta la vista, avocado toast: el color brillante de ésta es digna de publicar en Instagram. Ah, claro, con todo el sabor y los antioxidantes que contienen los pistaches. 

 

*¡HAZLO TÚ!

Para preparar mantequilla de nuez, en un recipiente pon a remojar toda la noche de dos a tres tazas de nueces, asegúrate que estén sumergidas. Vacía el agua y enjuágalas.

Deshidratarlas es lo que más tiempo lleva, ya sea 24 horas en un deshidratador o 12 horas en un horno a 65ºC hasta que estén bien tostadas. 

Por último, cuando se encuentren 100% secas, muélelas con dos cucharadas de tu aceite favorito en un procesador de comida (o una poderosa licuadora) hasta la consistencia que te guste, ya sea suave y cremosa, o densa y crujiente.

No olvides que puedes agregar un poco de sabor con miel, sal, azúcar o cacao en polvo. Pero mucho ojo: nunca agregues agua o se arruinará tu mantequilla. 

 

Cosmo recomienda:

Snacks: ¿Qué y cómo comer para acelerar el metabolismo?

¿Qué tan bueno es mantener una dieta ‘gluten free’?