5 Tips para empezar el ‘Clean Eating Challenge’

 
 

Cuando tu dieta no funciona, es hora de romper con ella. Se trata de implementar pequeños hábitos para obtener resultados

Por: Carlos Soto @cosmopolitanmx

Foto: iStock Photo

1) ADIÓS, PROCESADOS

Es decir, ingerir avena y blueberries en lugar de un muffin de arándanos. Los alimentos preparados son bajos en nutrientes y contienen muchísimo sodio y azúcar, lo que, de acuerdo con investigaciones sobre los efectos neurobiológicos de la comida publicados en el diario Current Opinion in Clinical Nutrition & Metabolic Care, los convierte en comidas adictivas, ya que tienen el mismo efecto que la cocaína en el cerebro.

Si compras empacados, procura adquirir aquellos que contengan ingredientes de comida real, o sea, los que reconoces y que puedes encontrar en tu propia cocina.

 

2) HAZLO SIMPLE

Alimentarte delicioso y saludable no significa muchos elementos. Mantén los ingredientes de tus comidas a un mínimo, únicamente asegúrate de incluir una porción de granos enteros, proteína magra y grasa saludable.

Por ejemplo, verduras y camarones fritos en aceite vegetal sobre una cama de arroz integral pareciera de restaurante, pero puedes hacerlo mucho más rápido que la fila del fast food. ¿No lo crees? Inténtalo.

 

Ver también: ¿Qué es y cómo funciona la alimentación intuitiva?

 

3) DES-PA-CI-TO

Un trabajo publicado en el diario de la Asociación Dietética Americana (Journal of the American Dietetic Association) reveló que las mujeres que comían más lento terminaban satisfechas y consumiendo menos calorías.

Así que la clave es hacerlo paso a paso, disfrutar en cada bocado los sabores y las texturas de tu comida. 

Visita galería

9 Superfoods que mejoran tu salud a lo grande

 

4) A TIEMPO

Trata de no dejar pasar más de cuatro horas entre comidas o snacks. La sincronización constante de ellas ayuda a regular el sistema digestivo, los niveles de azúcar e insulina en la sangre y, además, tu apetito.

Investigadores del diario Public Health Nutrition revelaron que los estudiantes que comían a deshoras y a las carreras tenían dietas menos saludables y eran más propensos a comprar alimentos chatarra. Lo mejor es planificar y establecer muy bien tus horarios.

 

 

5) ESCUCHA A TU CUERPO

Come al momento de que tengas hambre y detente cuando te encuentres satisfecha, no llegues al punto del colapso. Acostúmbrate a depender de tu antojo. 

 

Cosmo recomienda:

10 Mandamientos para tener un cuerpo de envidia

Snacks: ¿Qué y cómo comer para acelerar el metabolismo?

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA