Esto es lo que te pasa cuando no comes después de hacer ejercicio

 
 

Básicamente: come

Por: Catriona Harvey-Jenner @cosmopolitanmx

A veces hacer ejercicio en el gimnasio puede darte un hambre tremenda, mientras que otras veces puede dejarte sin apetito, pero sin importar la situación, resulta que es muy importante comer después de  tu rutina.

 

La atleta olímpica Katarina Johnson-Thompson dijo recientemente que lleva  un régimen con un límite de 30 minutos después de una sesión de entrenamiento en la que tiene que comer para reabastecer su cuerpo. Y parece que ese es el consejo que todos deberían seguir, no sólo los atletas olímpicos, según la entrenadora personal Rebecca Gahan.

 

En una entrevista para un importante medio, Rebecca explicó la razón biológica de porqué comer después del ejercicio es tan importante. "Durante un entrenamiento, especialmente uno que involucra entrenamiento de fuerza, estás descomponiendo los músculos y creando microdesgarros ", dijo, y explicó que “tu cuerpo necesita alimentos con proteínas para desencadenar el proceso de reparación de todas estas pequeñas heridas”.

 

Ver nota: 8 Trucos para bajar de peso en la noche

 

"Mientras más cerca esté la proteína del tejido humano, más fácil será para el cuerpo reconstruirse", dijo, sugiriendo "pollo, pescado, carne magra y huevos" como buenas opciones. Las mujeres deben tratar de comer alrededor de 50 g de proteína, mientras que los hombres pueden consumir mucho más, alrededor de 200 g.

via GIPHY

Si no comienzas el proceso de recuperación con la comida rápidamente después de un ejercicio, en realidad te puedes debilitar a largo plazo, porque tus músculos seguirán dañados y, por lo tanto, se desgastarán demasiado durante el entrenamiento.

 

Además de requerir una comida o un refrigerio con mucha proteína después de un entrenamiento para ayudar a que tus músculos se reparen, Rebecca explicó que hay otras razones físicas por las que el cuerpo necesita ser reabastecido lo antes posible: sudar durante el ejercicio significa que pierda agua y electrolitos, y si no los repones, comenzarás a sentirte deshidratada, lo que puede hacer que te sientas muy cansada.

 

Ver nota: Menú semanal para acelerar tu metabolismo

 

Y no comer después del ejercicio también puede afectar tu estado de ánimo. Ejercitarse físicamente hace que disminuyan los niveles de glucosa, pero la glucosa es esencial para el funcionamiento del cerebro, así como también para los niveles generales de energía.

 

La función cerebral baja puede tener un efecto sobre tu estado de ánimo y de alerta, por lo que si deseas aprovechar al máximo ese nivel alto de energía después del ejercicio, debes reponer tus niveles de glucosa con una comida bien balanceada.

 

¿No son nuestros cuerpos máquinas maravillosamente complejas, chicas Cosmo?

 

NOTA ORIGINAL: COSMO UK

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA