Hygge: 10 Tips para adoptar este estilo de vida acogedor

 
 

Dinamarca tiene el título de ser “el país más feliz del mundo”. Esto es por su actitud increíble que te enseñamos a imitar

Por: Jessica Moreno @cosmopolitanmx

Foto: iStock Photo

La palabra hygge significa “acogedor”, un atributo que los daneses se vieron obligados a implementar en la decoración de su casa para protegerse de los inviernos fríos que mantienen el termómetro en negativo en esta parte del mundo.

 

Construir una especie de capullo reconfortante les hacía más llevadera la idea de renunciar al exterior, y así comenzó esta corriente, que más allá de ser una de las tendencias deco favoritas de Pinterest, es un estilo de vida que puedes imitar sin importar tu geografía. 

 

1. La convivencia es clave

La principal actividad de estos europeos al interior es pasar el rato entre amigos, con su pareja o en familia, y, sin duda, esto influyó a su bienestar.

Hellen Russell, autora del libro El año en que vivimos a lo danés: descubriendo los secretos del país más feliz del mundo, asegura que disfrutar de un tiempo relajado y alegre durante una comida es bueno para el alma.

Deja la comunicación estilo WhatsApp y organiza una reunión en el hogar con juegos de mesa.

 

2. No te castigues

Uno de los pilares de esta filosofía es ser buena contigo misma cuando tu entorno no lo está siendo. Esto se refiere a que, sin perder de vista tus objetivos, no seas demasiado dura frente al espejo porque todavía no has alcanzado la talla que quieres o te reproches no haber liquidado tus tarjetas. Así que date un abrazo mental y sigue adelante.

 

3. El trabajo no puede ser tu motor principal

Las obligaciones, ascender en la escalera laboral, tener un gran salario... todo esto influye, pero no puede ser la única razón de tu existencia.

Una vida que se disfruta al máximo, rodeada de la gente que amas, es sinónimo de hygge. 

 

Ver también: ¿Las personas felices queman más grasa? Un estudio dice que sí

 

4. Recrea un espacio acogedor

Llegamos a la parte divertida. Todas esas fotos de Pinterest, con mantas esponjosas, tazas de café, libros y hasta mascota acurrucada incluida, son los elementos que componen la deco hygge, usualmente en colores neutros y texturas suaves.

El propósito es lograr en casa un espacio en el que te den ganas de cobijarte frente al fuego, aunque haya 30 grados afuera, porque la comodidad no tiene temperatura.

 

5. El dinero no es problema

Tu objetivo no tiene que ser sumergirte en una bañera con vist hacia los Alpes mientras bebes un té (aunque tampoco viene mal), sino apuntar a ese tipo de satisfacción de manera constante y en todas las actividades de tu vida, según la autora, a ella le basta con encender una vela aromática en casa para sentirla. Así de simple. 

Visita galería

Las 15 mejores ciudades para vivir, según la ciencia

 

6. Limita los esfuerzos

Otra de las actitudes que hace felices a los daneses es que no sienten la necesidad de quedarse horas de más en la oficina si el jefe no se ha ido o llegar a la talla doble cero porque eso marcan las pasarelas.

No significa carecer de ambiciones, sino que cuando evitas sucumbir a la presión tampoco caes en los excesos. 

 

7. Reconfórtate hoy, mañana y siempre

No esperes a que sea tu cumpleaños para ir a ese restaurante que te hace ojitos, ni a que hayas corrido tus 10 mil kilómetros meta para agendar un masaje, lo que nosotros consideramos como ocasiones especiales son rituales regulares para los daneses.

Darte pequeñas recompensas simples a lo largo de tus días es una de las mejores formas de quererte y, por lo tanto, de vivir en armonía.

 

8. Conecta con tu alma

La luz está muy asociada a este concepto porque pretende que ilumines tu cuerpo desde el interior; es decir, que formes una atmósfera acogedora dentro de ti que se proyecte y te motive a disfrutar de la buena vida con la gente idónea.

¿Cómo se logra? Pasando tiempo a solas, meditando o en la naturaleza. Ojo, ver series sin compañía no cuenta porque se trata de vaciar tu mente. 

 

9. Aprende a desacelerar 

Esta filosofia dicta que una vida feliz es una vida simple, hay que tomarse el tiempo para gozar de los placeres sencillos y no correr constantemente en contra del reloj. 

Establece días sin notificaciones de celular, deja de preocuparte por las arrugas que comienzan a aparecer y date permiso de pasar 24 horas sin planes, sin despertador y sin saber qué podría pasar.

 

10. El hygge no es selectivo

Aunque nuestros consejos propician el mood de bienestar, este concepto abstracto es más un estado mental que la decoracón de tu casa o qué tan bien huelen tus velas. Se peude disfrutar en todas partes y con cualquier persona.

No te aísla de los problemas ni pretende que te deshagas de responsabilidades, sino que te moiva a cuidarte para afrontar todo de un modo más optimista.

 

Cosmo recomienda:

Las parejas que se emborrachan juntas son más felices, según la ciencia

#HappyGirl: 8 reglas de vida para ser FELIZ

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA