7 Extrañas razones por las que no puedes concentrarte

Publicado el día 10 de Abril del 2017, Por Itzcóatl Yedra Hernández

La contaminación mental y las distracciones pueden volverte loca. ¡Aquí te decimos cómo combatirlas!

Aqui va un banner...

Cuando tienes la concentración de un cachorro (¡ardilla!), la solución no es siempre tan obvia como tomarte un espresso. 

 

Las distracciones o la falta de claridad pueden ser señales corporales de que algo está mal, dice Niket Sonpal, profesor del Colegio de Medicina Osteopática Touro, de Nueva York.

 

Mantener tu mente enfocada en una sola tarea requiere que tu cerebro esté inundado de un complejo cóctel de neurotransmisores y hormonas, explica.

 

Continúa leyendo para descubrir otros factores ‘dispersos’. 

 

1. Sensibilidades alimentarias

Entre las personas que tienen más problemas para concentrarse están aquellas que sufren de celiaquía (que produce una reacción autoinmune al gluten, proteínas contenidas en avena, cebada y centeno) o sensibilidades a comidas como lácteos o soya, de acuerdo con un reporte de Frontiers in Neuroscience.

Estos alimentos detonan la inflamación, que puede hacer que tu cerebro se desconcentre. Los exámenes de sangre suelen identificar las sensibilidades alimentarias.

Una vez que ubiques a los culpables, puede tomar desde 72 horas (o hasta seis semanas) para empezar a sentirte menos distraída y más enfocada, dice la dietóloga Michelle Mudge-Riley.

Como regla general bebe más agua, aconseja el Dr. Michael Russo, cirujano bariátrico. Si tu estómago tiene problemas para digerir cierta comida, la deshidratación puede complicarlo todo.

Además, la falta de H2O puede perjudicar la memoria y causar fatiga y dolor de cabeza, ninguna de las cuales te ayudará a concentrarte. 

 

2. Ser una minuciosa

El perfeccionismo coincide con la ambición, pero también está directamente relacionado con el miedo al fracaso.

Digamos que estás estresada por un proyecto del trabajo: mientras tus preocupaciones crecen, tu cerebro trata de protegerte de un error potencial, irónicamente, distrayéndose y alejándote del éxito, explica la Dra. Carly Snyder, directora de la salud femenina de Family Health Association, en Nueva York.

No dejes que la ansiedad se apropie de ti, mejor deshazte de ella. Invierte cinco minutos escribiendo las respuestas a estas preguntas: ¿por qué es importante esta tarea? ¿Qué es lo que te preocupa del resultado? ¿Es un miedo legítimo?

O desahógate con tu BFF de la o cina acerca del porqué te encuentras nerviosa (puntos extra si caminas mientras lo haces para tener un desestresante adicional.

Después regresa a tu tarea con una mente despejada y tranquila). 

 

Ver también: 7 Tips para que los ‘bad comments’ no te afecten

 

3. SPM

La semana previa a tu periodo, las fluctuaciones en el estrógeno y la progesterona pueden ocasionar distracciones. “Tu concentración debe regresar unos días después del inicio de tu ciclo”, dice la Dra. Snyder.

Mientras tanto, ve al gimnasio. El ejercicio eleva los neurotransmisores responsables de la concentración, como la dopamina.

 

 

4. Dramas no resueltos

¿Estás molesta por esa discusión que tuviste con tu roomie esta mañana? Porque tu cerebro percibe el conflicto como peligro, lo ve como una amenaza y procura mantenerte a salvo, dejándote incapaz de concentrarte en algo más.

Dedícale un tiempo a solucionarlo, después anota los puntos que más te preocupan y déjalos a un costado (para evitar obsesionarte). 

Saber que la resolución está en el horizonte te ayuda a neutralizar la respuesta de ansiedad del cuerpo. 

Cómo identificar quién es una amiga verdadera, según la ciencia

 

5. Niveles bajos de hierro

Cuando éstos descienden, el desempeño cognitivo y la concentración se ven afectados.

Un pequeño estudio realizado a mujeres universitarias reveló que comer un lunch rico en hierro durante cuatro meses mejoró su memoria y atención.

Combina comidas que contengan hierro, como carne roja, de puerco, mariscos, semillas de calabaza y chocolate amargo, además de ingredientes altos en vitamina C, como cítricos, para su máxima absorción.

 

6. Una lista general de pendientes

Si la haces sin ser tan específica, como “terminar la presentación”, no le estás dando a tu cerebro la percepción exacta de lo que necesita concentrarse, dice Oksana Hagerty, especialista del aprendizaje.

Mejor, escribe tareas individuales, como “agregar las estadísticas a la introducción” y “copiar y editar la presentación”. Ve tu lista como un compromiso, dice Hagerty. 

“Fallar en esos compromisos puede afectar tu autopercepción”. Para evitar esto, divide las tareas en urgentes y no urgentes.

 

7. Beber café con la panza vacía

Cuando no desayunas, pero te bebes un venti, le das a tu cuerpo señales para detonar las hormonas cortisol y adrenalina (poca azúcar en la sangre y cafeína), dice la Dra. Nicole van Groningen.

Esto lo pone en modo de supervivencia, reduciendo tu concentración a niveles muy bajos. 

 

Cosmo recomienda:

5 Ventajas de ser una adicta a los libros 

¿Sabes si eres adicta a los vicios de la modernidad?