5 Errores laborales y cómo solucionarlos para no perder tu trabajo

Publicado el día 03 de Julio del 2017, Por Rocío Flores Tapia

Cualquiera se equivoca, pero si por esta vez te encuentras a punto de perder el puesto, ¡tranquila!, todavía tienes una escapatoria

Aqui va un banner...

Obvio que cualquiera se equivoca, pero si por esta vez te encuentras a punto de perder el puesto, causar problemas en tu equipo o a tu jefe, ¡tranquila!, todavía tienes una escapatoria. No es el momento ideal para quedarte sin empleo, y si por un error consideras que tu carrera se desmorona, es hora de tomar el control y enmendar rápido lo que hiciste mal, ¿estás lista?

 

1. SITUACIÓN: En un viaje de trabajo se te pasaron las copas...

Nunca te pasa, pero esta vez tu tolerancia al alcohol fue ¡cero! Lo peor es que no sabes muy bien qué dijiste o hiciste enfrente de clientes importantes. 

LIMPIA TU IMAGEN

Primero, averigua qué fue lo que pasó. Si los demás estaban en las mismas condiciones considérate afortunada. Si no es así y diste de qué hablar, en cuanto sea posible discúlpate, pero no te sientas abatida y no des explicaciones al respecto.

“Los viajes de negocios, sobre todo cuando son a otros países, pueden dar pie a malentendidos culturales y, por lo tanto, hay que evitar beber en exceso. Si ya ocurrió, trata de impedir que se repita en el entorno laboral. También cuida mucho las fotos de las redes sociales, procurando que no hayan imágenes de borracheras”, dice Alina Campos coach laboral. Al menos por un tiempo y por tu bien, ¡bájale a la fiesta! 

 

2. SITUACIÓN: Mandaste un correo con información que puede comprometer a la empresa

ADMÍTELO

No se te ocurra ocultarlo, echarle la culpa a alguien más o hacer como que nada pasó. Habla con tu jefe. 

“Aunque se enojen contigo será mejor aceptar que te has equivocado cuanto antes; tal vez de eso dependa la solución y tarde o temprano siempre sale la verdad”, aconseja la coach Adriana Campos. 

 

Ver también: 5 Tips infalibles para triunfar en tu cita de trabajo 

 

3. SITUACIÓN: Tu jefe escuchó cómo lo criticabas

NO SUFRAS DE MÁS

Un líder sabe que sus trabajadores de vez en cuando hablan mal de él, pero si estás segura de que oyó todo lo que piensas y lo que dijiste era grave, no te queda más opción que afrontarlo.

“Ofrece una disculpa y menciona que sabes que una conversación de este tipo es poco profesional e inapropiada y que no volverá a ocurrir, pero aprovecha la oportunidad para explicar por qué te sientes frustrada.

Deberás estar preparada para escuchar sus críticas. Suaviza la charla preguntando qué puedes hacer para mejorar la relación”, recalca la experta. 

Mean boss: ¿cómo sobrevivir a cada tipo de jefe?

 

4. SITUACIÓN: Media oficina te vio haciendo un drama

ACTITUD ZEN

¿Una pelea al teléfono con tu novio? ¿Gritos en medio de una reunión? “Dejar escapar tu ira no te atraerá un aumento. Por el contrario, sólo demostrará tu poca inteligencia emocional”, dice la coach.

Si ya pasó, ofrece una disculpa y promete que no volverá a suceder. Si explotas una vez más, te etiquetarán como una chica inestable.

Tu única opción es controlarte, así que deja los dramas fuera del área laboral y, si no puedes más, sal a dar una vuelta antes de armar un numerito. 

 

5. SITUACIÓN: Llegas tarde a todo

ESTÁS A TIEMPO

Llevas una racha en la que no puedes ser puntual, no entregas tus proyectos a tiempo, siempre estás distraída y van dos veces que se te olvida ir a una junta importante.

“Aunque no sea tu intención hacerlo, esto demuestra falta de respeto para los demás y hacia tu trabajo”, explica Campos.

Tú misma ponte un ultimátum, pues tu única alternativa es dejar de hacerlo. Pon alarmas en tu smartphone, reloj, computadora y haz todo para ponerle fin a tu problema, o tarde o temprano te pueden echar. 

 

Cosmo recomienda:

Guía infalible para convertirte en tu propia jefa 

4 Cosas que debes considerar antes de renunciar