Ya déjate de excusas

Fotos: Cosmopolitan
Ya déjate de excusas
Aceptar tus errores y corregirlos es mucho más fácil de lo que crees
Publicado el 28/01/13 por Mar Cantero

Todos cometemos errores, pero no todos sabemos cómo reconocerlos y afrontarlos y a veces optamos por la salida má fácil: ¡las excusas!".


"La vida es un constante aprendizaje y culpar a otros o a las circunstancias es estancarse para justiicar tu comportamiento en vez de intentar cambiarlo, es el camino perfecto para la inoperancia", explica Francisco Gavilán, autor de Yo no he sido.


El especialista nos enumeró cinco casos típicos en los que solemos escudarnos en los pretextos, ¿te identificas con alguno?


1. Mañana será otro día

"Así evitamos nuestra responsabilidad y la crítica posterior. Se nos podrá acusar de incumplidos, pero nunca de haberlo hecho mal, que es lo que el postergador persigue", explica el autor.


2. Autoetiquetarse

Algunos suelen responder "yo soy así", comenta Gavilán, "para denotar que no tienen culpa; pero se trata de una de las excusas menos inteligentes. Es admitir que no puedes aprender nada nuevo. La mejor actitud es reconocer humildemente el fallo, aprender y tomártelo con humor".


3. La Mala suerte

"Es como pensar que hay poderes sobre los que no tienes ningún control, así que no merece la pena esforzarte. A quienes piensan así, jamás les sonreirá la suerte, pues el éxito es una escalera por la que no se puede subir con las manos en los bolsillos", asegura el autor.


4. Excusas sexuales

Hay muchas justificaciones sexuales: como la del infiel que se escuda en "el exceso de testosterona" y las famosas evasivas para no tener sexo: "Me duele la cabeza", en lugar de decir claramente ¡no quiero hacerlo!


5. El "a mí no me pasará"

Existe una enfermedad llamada del mal conductor, que la padecen quienes, "a pesar de saltarse todas las normas", creen que conducen tan bien que nunca va a pasarles nada.


El experto lo llama el "aminomepasaraísmo", que también afecta a los fumadores y a todos los que repiten actitudes nocivas para sí mismos o para otros.

 

TIPS PARA DEJARTE DE EXCUSAS

1. ESCÚCHATE: Piensa en las excusas que das, cuándo las das y a quién se las dices.


2. AVERIGUA PORQUÉ: Encuentra la razón a cada pretexto que des.


3. CAMBIA EL CHIP: En vez de excusarte, piensa qué vas a hacer para que la situación no se repita.


4. SÉ AUTÉNTICA: Sé consciente de si puedes hacer algo para lograr cambiar las cosas.


5. ASUME TU RESPONSABILIDAD: Siempre eres la responsable de ti misma y de tu comportamiento.

No necesitas estar registrado ni iniciar sesión en Facebook
ENCUESTA