Amo a mi esposo, pero ya no soy feliz

 
 

En un momento las cosas están súper bien, pero en otro quieres gritar y salir corriendo del matrimonio, ¿te suena?

Por: Redacción Cosmo @cosmopolitanmx

Foto: Jesse Grant

Hay muchos estudios que apuntan a que las parejas comienzan a ser infieles cuando se termina el enamoramiento, otras tantas dicen que es cuando llegó un punto en donde ya no se entienden, mientras que algunos creen que es por narcisismo, pero ¿qué pasa cuando tú amas a tu pareja pero ya no eres feliz? 

 

Esto le ocurrió a una persona que se acercó a la revista 'Padres e Hijos' para narrar su historia:

 

 “Dormimos el uno al lado del otro pero no pasa nada, a veces le quiero contar mis cosas pero ni siquiera entendería lo que pienso, lo que siento. Los niños ocupan todo mi día y cuando estamos solos él sólo quiere hablar de los pequeños, jamás me pregunta cómo estoy, ni siquiera sabe lo que hago todo el día. Yo lo amo, pero ya no soy feliz. Temo que un día lo engañe”. 

 

Desde la Universidad de Florida hasta un estudio que se realizó en Kenia han sostenido que la insatisfacción sexual con el cónyuge es una de las principales razones por las que una persona es infiel, de igual otro estudio con más de 74 mil participantes reveló que el 45% de las mujeres que deciden estar con alguien más lo hacen para sentirse más deseadas.

GETTY IMAGES

Aunque los hombres ven las cosas totalmente diferentes a como las vemos nosotras, es esencial que cuando se está en pareja la comunicación sea sólida, y es que en muchas ocasiones nuestro esposo también ha buscado un acercamiento pero no lo ha logrado. 

 

Buscando información al respecto de esto, encontramos una investigación que realizó Willy Pasini, fundador de la Federación Europea de Sexología y especialista en psiquiatría de las Universidades de Ginebra y Milán, y sus resultados arrojaron estos tips para tratar de reencontrarte con el que en un momento fue el amor de tu vida antes de decidir ir a los brazos de otra persona. 

 

1. No busques tu propia satisfacción. 

Es un hecho que debes preguntar a tu marido si quiere hacer algo diferente en la cama, esto no quiere decir que permitas cosas que no quieres hacer, pero sí que te des una oportunidad de entender por qué ya no tiene relaciones sexuales contigo. 

 

2. Reaviven la emoción del enamoramiento. 

Si tu pareja y tú ya sólo hablan de los hijos es momento de salir a citas solos, como si fueran dos extraños, incluso jugar algún rol, algo que le ponga chispa al hecho de estar juntos. 

 

3. Aprender a cambiar. 

A veces la persona con la que te casaste hace 10 años ya no es la misma hoy, por ello intenta conocerlo otra vez, saber cuáles son sus nuevos intereses, sin darte cuenta estarás enfrentando otra realidad: ¡tú también cambiaste!

GETTY IMAGES

4. Ábrete a la novedad. 

Hagan cosas nuevas, si a los dos les gusta un mismo restaurante vayan a otro, y la próxima semana a bailar, aunque sean unos “abuelitos” que odian los antros, tal vez terminen en los tacos muertos de risa por esos “jóvenes de ahora”. 

 

Hagas lo que hagas lo primero en la lista es pasarle este texto a tu pareja, sin decirle nada, tal vez entienda la indirecta. ¡Mucha suerte!

 

CON INFORMACIÓN DE REVISTA PADRES E HIJOS

Comparte la nota
 

COMENTA ESTA NOTA